Vicente Ramos Marín

Los cambios residenciales  fraudulentos, es decir, de personas que nunca han vivido en un lugar, y que lo hacen solo para poder votar; deben ser tema de  reforma, para el código electoral 2020. Darién y Comarcas, son victimas de estas acciones inmorales y antidemocráticas.